Etiquetado de alimentos: 4 claves

Etiquetado de alimentos: 4 claves

Hoy en día hay un fenómeno obsesionado con mirar el etiquetado de los alimentos para asegurarse de las calorías que aportan, pero créenos, las calorías es lo que menos deberías tener en cuenta a la hora de comprar un alimento. Si quieres mantener una alimentación saludable, sin consumir ingredientes y alimentos que a la larga pueden perjudicar tu salud, necesitas saber cómo leer una etiqueta. Hoy te traemos cuatro claves que te ayudarán a escoger en el súper la mejor decisión en cuestión de alimentación.

  1. Cuenta el número de ingredientes: Cuanto menos ingredientes contenga el producto, mucho mejor. Lo ideal es que contenga solo un ingrediente, esto será lo más natural que puedas encontrar. Lo máximo de ingredientes recomendados son cinco. Los productos procesados suelen traer muchos ingredientes y nada saludables. ¿Crees que es saludable un sobre de sopa instantánea? Lee la etiqueta y mira la cantidad de ingredientes que trae.
  2. La cantidad de azúcar: Una de las cosas más importantes a mirar en una etiqueta es el azúcar que lleva. Este ingrediente está por todos lados, incluso en esos productos etiquetados como “light”. Pues eso, esto no son nada sanos, porque el azúcar que contiene es más alta que la cantidad recomendad. Intenta que los productos que consumas tengan menos de 5 gramos de azúcar por cada 100 gramos de producto. De lo contrario estarás comiendo azúcar en lugar de esa galleta que tanto te gusta.
  3. Los ingredientes con nombres raros son todo químico: Los químicos no son necesarios para tu cuerpo, cuanto más natural sean los ingredientes, mejor será para tu cuerpo. Así que si lees muchos nombres raros huye del producto, estos ingredientes están pensados para que los alimentos duren más, y no son nada necesarios ni saludables para tu cuerpo.
  4. Ingredientes de la lista negra: Hace poco se ha demostrado que hay ingredientes usados en infinidad de productos que son muy malos para la salud y que a la larga nos puede afectar de manera grave; el aceite de palma, el glutamato monosódico y el jarabe de alta fructosa son algunos de los ingredientes de la lista negra. Huye de los productos que los contenga.

Si quieres mantener una alimentación saludable, aprende a leer las etiquetas y sigue estos cuatro consejos. Tu alimentación y tu salud te lo agradecerán.

Deja un comentario

Todos los campos son obligatorios

Nombre:
E-mail: (No publicado)
Comentario:
Tipo de código

Catalogo